El Pasado 27 de septiembre de 2018 el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprobó la Declaración de Derechos Campesinos. Con 33 votos a favor, 3 en contra y 11 abstenciones se aprobó esta Declaración producto del trabajo que llevó a cabo la sociedad civil, principalmente la Via Campesina Internacional y los representantes intergubernamentales. Esperamos desde GAJAT que esta Declaración sea aprobada en la próxima Asamblea de Naciones Unidas a realizarse en Nueva York.

En palabras de la Vía Campesinas Internacional la Declaración de las Naciones Unidas puede proporcionar un marco mundial para que las legislaciones y políticas nacionales:

  • protejan mejor los derechos de los y las campesinas y mejoren los medios de vida en las zonas rurales;
  • refuercen la soberanía alimentaria, la lucha contra el cambio climático y la conservación de la biodiversidad;
  • adopten medidas para aplicar reformas agrarias amplias y una mejor protección frente al acaparamiento de tierras;
  • realicen el derecho de los y las campesinas a conservar, utilizar, intercambiar y vender sus semillas;
  • aseguren precios remunerativos para la producción campesina y los derechos de los trabajadores agrícolas;
  • reconozcan los derechos de las campesinas y contribuyan a la justicia social para todas las personas, sin discriminación por razón de origen, nacionalidad, raza, color, ascendencia, sexo, lengua, cultura, estado civil, propiedad, discapacidad, edad, opinión política o de otra índole, religión, lugar de nacimiento o condición económica, social o de otro tipo.

Cabe destacar que en la República Argentina los agricultores familiares suman más de 250.000 familias, producen mayoritariamente alimento para los y las argentinos, y según datos de un relevamiento de Problemas de Tierras de la Agricultura Familiar hay más de 9.2 millones de hectáreas en conflicto. 

https://www.ohchr.org/Documents/HRBodies/HRCouncil/WGPleasants/A-HRC-WG-15-1-2_sp.